Obra de LT Menu Biblioteca Menu Publicaciones Menu Estudios Menu Novedades

¿Solamente los socialistas rusos están capacitados para decidir sobre la política soviética?[1]

 

 

9 de agosto de 1933

 

 

 

A los camaradas del Partido Laborista Independiente[2]

 

Ustedes publicaron en un folleto el discurso que pronuncié en Copenhague sobre la Revolución Rusa.[3] Por supuesto, no puedo menos que alegrarme de que gracias a ustedes les lleguen mis palabras a los tra­bajadores británicos. El prólogo de James Maxton[4] recomienda calurosamente el folleto a los lectores socialistas. Estoy muy agradecido por esta recomen­dación.

Sin embargo en el prólogo se plantea una idea con la que me siento obligado a disentir. Maxton de antemano se niega a emitir juicio sobre las diferencias que nos separan, a mí y a mis camaradas, de la nueva fracción gobernante en la URSS. "Sobre este pun­to -dice- solamente los socialistas rusos están capacitados para decidir."

Estas palabras niegan totalmente el carácter in­ternacional del socialismo como doctrina científica y como movimiento revolucionario. Si los socialistas (comunistas) de un país están incapacitados y son in­competentes para decidir sobre los problemas vitales de la lucha de los socialistas (comunistas) de otro país, y en consecuencia no tienen derecho a hacerlo, la inter­nacional revolucionaria pierde todo derecho y posibi­lidad de existir.

Más aun, me permito decir que Maxton, al abste­nerse formalmente de emitir juicio sobre las diferen­cias que dividieron a los bolcheviques rusos, posible­mente sin quererlo se pronunció de manera disimulada sobre la esencia de la disputa, y a favor de la fracción stalinista, ya que nuestra lucha contra ésta está rela­cionada, precisamente, con la cuestión de si el socialis­mo es un problema nacional o internacional. Al admitir la posibilidad de la solución teórica y práctica de los problemas del socialismo dentro de los limites naciona­les, Maxton le da la razón a la fracción stalinista, que se apoya en la teoría del "socialismo en un solo país".

En realidad, las diferencias entre los bolcheviques rusos no atañen solamente a los rusos, así como los conflictos entre el Partido Laborista, el Partido Laboris­ta Independiente y el Partido Comunista de Gran Breta­ña no son simplemente británicos. No se trata sólo de la suerte de la actual Internacional Comunista sino también de la internacional proletaria en general.

Dentro y fuera de la URSS las distintas fuerzas se agrupan de acuerdo a la posición que adopten sobre el "socialismo en un solo país" versus el socialismo in­ternacional. En casi todos los países del mundo hay sectores de verdaderos internacionalistas, que toman como punto de partida la teoría de la revolución perma­nente.[5] Su número e influencia crecen. Creo que todo miembro del ILP puede y tiene la obligación de adoptar una posición independiente sobre las cuestiones bási­cas de la lucha entre nosotros y los stalinistas.

Por mi parte, estoy dispuesto a ayudar en lo posible, por escrito u oralmente, a todos los socialistas y a todos los obreros británicos, en el estudio de los problemas que se discuten en la Internacional...

 

Fraternalmente,

 

L. Trotsky



[1] ¿Solamente los socialistas rusos están capacitados para decidir sobre la política soviética?. The New Leader (El nuevo dirigente), 25 de agosto de 1933. Este era el periódico del Partido Laborista Independiente (ILP) de Gran Bretaña.

[2] El Partido Laborista Independiente (ILP): fundado en 1893, influyó mucho en la creación del Partido laborista británico, al que estaba afiliado y en el que generalmente ocupaba una posición de izquierda. Expulsado en 1931 del Partido Laborista, se dejó atraer durante algunos años por el stalinismo. A mediados de la década del 30 se afilió a la centrista Comunidad Internacional del Trabajo (IAG) y fue uno de los propulsores de la conferencia de París de agosto de 1933. Posteriormente, en 1939, volvió al Partido laborista.

[3] Se trata de una conferencia titulada En defensa de la Revolución Rusa, pronunciada en Copenhague el 27 de noviembre de 1932 con el auspicio de una organización estudiantil socialista; se publicó como folleto en muchos países. Se reproduce en Leon Trotsky Speaks (Pathfinder Press, 1972).

[4] James Maxton (1885-1946): el principal dirigente del ILP en la década del 30. Su pacifismo lo llevó a celebrar el rol jugado por Chamberlain en Munich en 1938, por lo que Trotsky lo llamó "lacayo del imperialismo".

[5] Trotsky resume los conceptos básicos de la teoría de la revolución permanente en el punto cuatro de Contribución a una discusión sobre las concepciones teóricas fundamentales de la Liga Comunista Internacional, incluido en este volumen.



Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?