Obra de LT Menu Biblioteca Menu Publicaciones Menu Estudios Menu Novedades

Molotov habla de Zinoviev[1]

 

 

Marzo de 1933

 

 

 

La necesidad de explicar, si no justificar, la expulsión y exilio de Zinoviev y Kamenev resulta clara ahora que Molotov se ha visto obligado a nombrar a Zinoviev al referirse a las estadísticas de planificación de 1933. Molotov citó, al respecto, las pruebas presentadas por Zinoviev en el informe a la comisión de control central sobre el caso Slepkov-Riutin.[2] “Por lo que puedo juzgar -narra Molotov que dijo Zinoviev- últimamente un porcentaje bastante elevado de miembros del partido ha sido presa de ideas desviacionistas, peligrosas y difusas.” (Pravda, 12 de enero de 1933.)

Más abajo Molotov cita a Trotsky, mejor dicho, califica a Trotsky -sin nombrarlo- de... alto sacerdote de la desviación “Ya no queda ni el recuerdo de la vieja superindustrialización. Ahora no piensa más que en una cosa: desviación, desviación y desviación. En esa clase de fuentes ha abrevado G. Zinoviev.” La última frase (subrayado nuestro) nos resulta sumamente sorprendente. De modo que Trotsky “predica” la desviación. Zinoviev se limito a afirmar que un porcentaje importante de miembros del partido ha sido presa de “ideas desviacionistas, difusas y peligrosas”. Dicho de otra manera, si hemos de crearle a Molotov (lo que no es, en general, recomendable), Zinoviev afirma que el sacerdote Trotsky es peligroso, es decir, él y Molotov le otorgan la misma importancia al alto sacerdote de la desviación.

Si Molotov quiso demostrar que la camarilla de Stalin hizo gala de la más odiosa arbitrariedad en el caso Zinoviev, lo ha logrado totalmente, porque debemos reconocer que Molotov ha citado la parte del discurso de Zinoviev que menos lo favorece. Antes que enredarse en una polémica, a Molotov le hubiera bastado decir: embriagados por el éxito, no podemos tolerar en el partido la presencia de personas que pueden ver lo que a nosotros se nos escapa.



[1] Molotov habla de Zinoviev. Biulleten Opozitsi, Nº 33, marzo de 1933. Firmado “Alfa”. Traducido [al inglés] por Tom Scott.

[2] M.N. Riutin y Slepkov: estuvieron entre los muchos funcionarios soviéticos que, a principios de la década del 30, alarmados por lo que estaba ocurriendo bajo la dirección de Stalin, presentaron propuestas para reformar el partido y la economía a través de los canales constitucionales y partidarios. Uno de los “crímenes” de Riutin fue haber mantenido conversaciones con miembros de la tendencia bujarinista y con Zinoviev y Kamenev. Riutin fue arrestado a fines de 1932 y expulsado del partido.



Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?