Obra de LT Menu Biblioteca Menu Publicaciones Menu Estudios Menu Novedades

Telegrama a la Comisión Dewey[1]

 

 

9 de diciembre de 1937

 

 

 

La comisión no condenó a nadie a muerte o a prisión. Sin embargo es imposible imaginar un veredicto más terrible. La comisión dice a los gobernantes de un gran país: “Ustedes cometieron un fraude con el propósito de justificar la exterminación de sus adversarios políticos. Trataron de engañar a los trabajadores del mundo. Ustedes son indignos de servir la causa que invocan.”

La comisión, que incluye gentes con puntos de vista políticos diferentes, no podía seguir nuestros objetivos políticos. Pero su veredicto tiene una importancia política inconmensurable. Los métodos de mentira, calumnia y fraude, que contaminan la vida interior de la Unión Soviética y el movimiento mundial de los trabajadores, recibieron hoy un golpe terrible. Dejen que los amigos ofíciales de la Unión Soviética y los otros fanáticos pseudorradicales digan que el veredicto será usado por la reacción. ¡Falso! Nunca y en ninguna parte sirvió la verdad a la reacción. Nunca y en ninguna parte el progreso se alimentó de mentiras. La comisión, es verdad, asesta un golpe a la burocracia moscovita. Pero esta burocracia se ha vuelto el principal obstáculo en el progreso de la Unión Soviética. Con el objeto de servir a la verdad, la comisión sirvió a la lucha liberadora de toda la humanidad. Desde ahora el trabajo de la comisión y los nombres de sus participantes pertenecen a la historia.



[1] Telegrama a la Comisión Dewey. Socialist Appeal, 25 de diciembre de 1937. El veredicto al cual llegó la comisión fue el de “inocente”, pero a pesar de haberse dictado el 21 de setiembre de 1937, no fue hecho público hasta el 13 de diciembre del mismo año.



Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?