Obra de LT Menu Biblioteca Menu Publicaciones Menu Estudios Menu Novedades

Morirán trece[1]

 

 

31 de enero de 1937

 

 

 

Stalin ha perdonado las vidas de Radek, Sokolnikov y otros dos acusados como concesión a la opinión pública, para fusilar al resto con mayor tranquilidad. Después de obligar a los acusados a aceptar acusaciones monstruosas, no puede dejar de fusilarlos. Ya habrá ejecutado a Piatakov para impedir la investigación sobre su vuelo a Oslo en un avión imaginario. Debe fusilar a los demás para hacer valer su derecho de fusilar a Piatakov. Debió matarlos para satisfacer a la “opinión pública” de la URSS, engañada y desmoralizada por él.

Desde hace mucho tiempo, los acusados que conozco – Radek, Sokolnikov, Piatakov, Boguslavski, Serebriakov, Muralov, Drobnis - son mis adversarios implacables. Y durante el juicio se comportaron como enconados enemigos. Sin embargo, debo declarar ante toda la humanidad y desde el fondo de mi alma que estos hombres son inocentes de todos los crímenes que la GPU les obligó a confesar. Son víctimas de un sistema político horrendo, al que ya no le quedan vestigios de conciencia ni de honor. El inspirador y organizador es Stalin. El mote de Caín permanecerá con él para siempre.



[1] Morirán trece. El proceso de Moscú.



Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?