Obra de LT Menu Biblioteca Menu Publicaciones Menu Estudios Menu Novedades

Los recursos financieros de la Conspiración[1]

 

 

26 de enero de 1937

 

 

 

Piatakov declara que mi hijo Sedov le instó enérgicamente a malversar los fondos de dos empresas indus­triales para financiar el movimiento trotskista. Sin embargo, Piatakov se olvidó de especificar cuanto robó, de qué fábricas y a quién entregó el dinero. Todas las confesiones de los acusados se caracterizan por su imprecisión deliberada, como si cualquier referencia especifica a hechos sucedidos en el extranje­ro corriera el riesgo de ser terminantemente refutada.

Pero el caso presenta un aspecto todavía más impor­tante: tanto Piatakov como los demás acusados habla­ron de una alianza trotskista con Alemania y Japón, lo cual sugiere que, al concertarse la susodicha alianza, ambas naciones debieron proporcionar fondos a los trotskistas. En vista del carácter de los “aliados”, y de la magnitud de sus propósitos, los trotskistas deben haber recibido millones. Sin embargo, Piatakov tuvo la desgracia de afirmar que la conspiración fue financiada mediante los dividendos malversados de ciertas fá­bricas y entregados a mi hijo, quien en 1932 estudiaba en Berlín.

Señalo al pasar que los únicos ingresos del movimiento trotskista provienen de sus militantes, quienes se hallan en continua crisis económica. El Biulleten Oppozitsii se publica con el dinero que gano con mi trabajo literario, y todas las organizaciones trotskistas están en condiciones de someter sus finanzas al escrutinio de una comisión investigadora internacional. ¿Pueden hacer lo mismo las secciones de la Comin­tern?

Parece que ni el magistrado ni el fiscal se dignaron hacerle a Piatakov la siguiente pregunta: ¿en qué consiste, concretamente, la alianza con la Gestapo? ¿Quién estableció los contactos? ¿Qué clase de ayuda financiera y técnica dio la Gestapo, y a quién? Basta plantear estas preguntas para pulverizar el mito de la Gestapo. Precisamente por eso ni el magistrado ni el fiscal se tomaron la molestia de plantear estas pregun­tas inoportunas. El proceso de Moscú es una conspiración de silencio cuyo objetivo es ocultar las mentiras.



[1] Los recursos financieros de la conspiración. El proceso de Moscú.



Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?