Obra de LT Menu Biblioteca Menu Publicaciones Menu Estudios Menu Novedades

Muralov[1]

 

 

26 de enero de 1937

 

 

 

El acusado Muralov manifiesta que fue mi amigo y que permaneció leal en la época en que “Zinoviev y Kamenev huyeron como ratas”. Muralov, mi camarada de armas durante la guerra civil, dice la verdad. Sin embargo, esta observación hecha al pasar, arroja una gran luz sobre el juicio de los dieciséis.

En realidad, la capitulación de Kamenev y Zinoviev, al igual que todas las acusaciones, cumplieron un propósito técnico: es decir, contribuyeron a inventar una conspiración; además, se suponía que después de la capitulación de Zinoviev y Kamenev mi colaboración con ellos sobre la base del terrorismo quedaba definitivamente establecida. Sin embargo, Muralov, dispuesto a “hacer su confesión”, a último momento fue incapaz de asumir plenamente su papel. Por eso habló a la manera de los “trotskistas” cuando dijo que Zinoviev y Kamenev “desertaron como ratas”. ¿Pero qué clase de alianza terrorista pueden concertar los trotskistas con hombres a quienes consideran traidores y desertores?

Así, la lectura atenta de los cables permite descu­brir en cada confesión no sólo el veneno, sino también el antídoto.



[1] Muralov. El proceso de Moscú.



Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?