Obra de LT Menu Biblioteca Menu Publicaciones Menu Estudios Menu Novedades

Sobre el aniversario de la muerte de Reiss[1]

 

 

17 de julio de 1938 

 

 

 

Mientras más tiempo pasa, con mayor claridad emerge la figura de Reiss, quien cayó tan trágicamente en el umbral de la Cuarta Internacional. El rompimiento con la camarilla bonapartista no fue para él desertar hacia la vida privada, como lo fue para algunos otros burócratas atemorizados y desmoralizados. Reiss no intentó por un minuto hacerse a un lado de aquellos que continuaban la lucha, con un aire de fingida superioridad. Antes de tomar medidas para garantizar su seguridad personal, escribió una declaración de principios sobre su cambio hacia las banderas de la Cuarta Internacional. Al mismo tiempo que preparaba su rompimiento abierto con el Kremlin, hacía propaganda y trataba de reclutar adherentes entre sus antiguos colaboradores y colegas. Se puede uno imaginar claramente las graves convulsiones internas por las que atravesó y comprender ¡qué fortaleza de espíritu escondía este luchador revolucionario!

La figura de Ludwig [Reiss] se hace más cercana y querida a nosotros cuanto más vemos a los "desilusionados" y "cansados" burócratas, quienes, como ustedes saben, están tan atormentados por Stalin y su propio pasado que sin cambiar de espíritu se van directamente al terreno de la democracia burguesa o del semianarquismo liberal. Bajo las presiones de la vida, estos caballeros llegan a la conclusión de que la Revolución de Octubre fue sólo un "error" y que por lo tanto, hay que pensar en algo nuevo, nunca visto ni oído, protegido completa y herméticamente de todas las debilidades y fracasos. Y a la espera de esta doctrina de salvación, los ultraizquierdistas diletantes, aliados con los más abiertos fascistas, se ocupan en chismorrear e intrigar contra los revolucionarios. ¿Es necesario dar ejemplos?

Ludwig murió al comienzo de un nuevo capítulo de su vida. Sentimos su muerte como uno de los más duros golpes (y ha habido muchos). Sin embargo, estaríamos en un error inadmisible si pensásemos que su sacrificio fue inútil. Por el carácter heroico de su conversión -del termidor a la revolución- Reiss dio un aporte al tesoro de la lucha proletaria, una contribución mucho mayor que todos los expositores "desilusionados" de Stalin juntos. La figura de Reiss permanecerá viva en la memoria de las jóvenes generaciones como una lección y un ejemplo y las inspirará y conducirá.



[1] En el aniversario de la muerte de Reiss. Biulletin Opozitsi, Nº 68-69, agosto-setiembre de 1938. Traducido para la primera edición [norteamericana] de Escritos 37-38, por John Fairlie.



Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?