Obra de LT Menu Biblioteca Menu Publicaciones Menu Estudios Menu Novedades

Por un comité de defensa permanente[1]

 

 

30 de diciembre de 1937

 

 

 

Queridos camaradas:

 

Cuando esta carta llegue la conferencia habrá concluido,[2] y esto me da la esperanza de que prestarán suficiente atención al asunto. Me refiero al comité internacional de defensa de los revolucionarios contra la persecución, especialmente la de la GPU.

No se si llevaron a cabo el plan de disolver el comité de defensa inmediatamente después del anuncio del fallo. Si la composición del comité y su situación interna no permiten otra solución, debería organizarse directamente uno nuevo. Creo que la publicación de la disolución del comité y la creación de otro deberían darse a conocer simultáneamente.

Sería fatal creer que nuestra primera gran victoria - ahora reforzada con las declaraciones de Barmin y Krivitski - significa el fin de la actividad criminal stalinista o su debilitamiento. Teóricamente no se excluye. Prácticamente depende del grado de desintegración del aparato stalinista en la Unión Soviética. El poder de éste es tremendo. Aun su agonía mortal puede durar un largo tiempo. Pero no podemos decir con seguridad que ésta ha comenzado. Por otro lado es casi seguro que Stalin y sus colaboradores más cercanos son incapaces de comprender inmediatamente el alcance internacional de su derrota ya que ninguno de sus agentes se atreve a decirles la verdad. Por lo tanto la serie de fraudes, secuestros, asesinatos, etcétera, pueden continuar mecánicamente a pesar de las últimas revelaciones. La fiera herida puede darnos los golpes más terribles cinco minutos antes de su caída. Esta es la razón por la cual el mejor uso de nuestra primera victoria es la creación de un serio aparato defensivo.

En mi opinión el comité debería tener diferentes funciones:

a) una función políticamente abierta en relación directa con el trabajo del primer comité y de la comisión de investigación: la popularización sistemática del veredicto; el desenmascaramiento de nuevos crímenes, especialmente los de España, su investigación a través de nuevas comisiones, un servicio sistemático de prensa, etcétera.

b) Una tesorería especial permanente destinada a estos fines lo mismo que al sostenimiento directo de las víctimas y sus familias.

c) Un servicio secreto de investigación de las actividades de la GPU en diferentes organizaciones obreras como también en otras esferas, es decir, un contraespionaje. Esta propuesta puede parecer fantástica a algunas mentes “escépticas” (que a menudo se creen realistas) especialmente en vista de nuestra debilidad general. Pero esta es una apreciación absolutamente falsa. Una necesidad objetiva crea nuevas y a menudo inesperadas posibilidades. Hemos ganado nuevas simpatías en las diferentes capas sociales y es preciso utilizarlas con las nuevas posibilidades a través de una organización centralizada con fines concretos. Se requiere un centro especial, si no oficial, dirigido por camaradas serios y experimentados. Este centro deberá tener sus agentes en todas las organizaciones obreras con el propósito de observar las maniobras de los stalinistas y enviar oportunamente comunicados al centro. La prensa stalinista deberá clasificarse, concentrarse y estudiarse en este centro desde el mismo punto de vista. (Hablé sobre ésto en mi carta abierta [Ya es hora de lanzar una ofensiva mundial contra el stalinismo] publicado por ustedes.)

Un ejemplo nos demuestra la urgencia de este comité desde el punto de vista financiero. Un gran número de norteamericanos nos visitan. Muchos de ellos podrían contribuir para un comité pero es necesario tener un prospecto impreso con los objetivos del comité y una lista de colaboradores especiales, sellos, etcétera. Sería absolutamente posible crear aquí una comisión financiero que trabaje bajo los auspicios de Nueva York.

¿Podemos esperar que el nuevo Comité Nacional se encargará inmediatamente del asunto, nombrará camaradas responsables, etcétera, de tal modo que a principios de febrero pueda aparecer oficialmente en escena el nuevo comité? Espero que sea posible bajo condiciones de una fuerte división del trabajo. Los esfuerzos de ahora darán en el futuro resultados enormemente apreciables.

 

L. Trotsky



[1] Por un comité de defensa permanente. De los archivos de James P. Cannon. Este artículo iba dirigido a la dirección del SWP de Nueva York.

[2] La conferencia: así se llamó a la convención fundadora del Socialist Workers Party que culminó el 3 de enero de 1938.



Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?