Obra de LT Menu Biblioteca Menu Publicaciones Menu Estudios Menu Novedades

Más sobre el vuelo de Piatakov[1]

 

 

28 de marzo de 1937

 

 

 

Estimados amigos:

 

Los stalinistas tratan de embrollar el asunto, claro como el cristal, sobre el supuesto vuelo de Piatakov a Oslo. Debemos cerrarles todas las vías. Para ello, necesito información complementaria.

1. Parece que toda la fábula se basa en un viaje real, oficial, que Piatakov realizó a Berlín a la luz pública. Afirma que la fecha de su arribo es el 10 de diciembre de 1935. Agrega que los periódicos alemanes publicaron su fotografía. Esto significa que corrió un gran riesgo, etcétera. Es importante verificar, con base en los periódicos alemanes y rusos de diciembre de 1935, las fechas exactas del arribo de Piatakov a Berlín y de su partida de Berlín hacia Moscú (las fechas pueden verificarse con toda exactitud en lzvestia y Za Industrialisaziyu).

Quizá se puedan encontrar en algunos periódicos y revistas, sobre todo económicas, datos más o menos exactos sobre las actividades diarias de Piatakov. Con ello se demostraría que no tuvo tiempo de realizar un viaje de cuarenta y ocho horas a Oslo. Sin embargo, lo más importante es su estada en Berlín.

2. Se dice que el diario de Estocolmo Dagens Nyheter del 8 de febrero de 1937 fijó el lugar de la cita en la finca de Knut Hamsun. Nuestros amigos noruegos deben verificar si Knut Hamsun posee una finca en algún suburbio de Oslo, a treinta minutos del aeropuerto. Por el momento sólo puedo decir que Piatakov no tenía razón alguna para no mencionar el lugar de la cita ante el tribunal. ¿Acaso no sabía en casa de quién se encontraba? En ese caso, yo debía saberlo. Y si confié mis planes y sueños más íntimos a Piatakov, ¿por qué le oculté el nombre del dueño de la finca? Además: ¿no existe en la finca de Knut Hamsun una indicación del nombre del residente?

3. Según el New Masses,[2] Dagens Nyheter informa al mundo que la reunión tuvo lugar en la cabaña de Konrad Knudsen. Es lo más estúpido que se les podía haber ocurrido.

a. Piatakov habló de una residencia bastante bien amueblada en un suburbio de Oslo. La cabaña de Knudsen es, efectivamente, una cabaña, de no más de quince metros cuadrados de superficie, sin más “muebles” que unos bancos de madera y unos camastros primitivos.

b. El viaje de Piatakov del aeropuerto a la finca “bastante bien amueblada” tomó treinta minutos. Para viajar del aeropuerto a la cabaña de Knudsen se tardaría por lo menos tres horas, a las que hay que agregar cuarenta o sesenta minutos adicionales de trayecto a pie. En invierno sólo se puede llegar montado sobre esquís, o siguiendo a alguien que abra camino con esquís.

c. Dagens Nyheter pregunta con astucia por qué pasé veinticuatro horas en la cabaña, en diciembre, estando enfermo. No ocultaré este secreto. Estaba enfermo por exceso de trabajo, sufría insomnio, etcétera, y tras discutirlo en familia resolvimos pasar la semana de Navidad en la cabaña. Konrad Knudsen se opuso, aduciendo la severidad del clima invernal. Tuvo razón. La caminata hasta la cabaña fue un infierno. Y allí quedamos atrapados, porque la nieve que cubría el suelo hasta un metro y medio de altura nos impedía salir, siquiera para un paseo breve. Para no quedar congelados debimos pasar el día recogiendo leña y alimentando la estufa de hierro. Por eso, desesperados, renunciamos a todo el asunto y veinticuatro horas más tarde volvimos a la casa de Knudsen.

d. Piatakov dice en sus testimonios que su visita no fue después del 16, 17 o 18 de diciembre (es muy importante verificar la fecha exacta del retorno de Piatakov a Moscú desde Berlín, porque las actas oficiales no la mencionan). Nuestra estada en la cabaña fue el 22 y 23 de diciembre, justo antes de Navidad. Es decir que ni siquiera las fechas corroboran el testimonio.

 

León Trotsky.

 

P.D. - No es necesario reiterar que, de acuerdo con los datos suministrados por las autoridades noruegas, Piatakov no efectuó vuelo alguno.

P.P.D. - El testigo Bujartsev (a quien desconozco por completo) declara que yo envié a mi representante Gustave Stirner desde Oslo con el fin de organizar el viaje de Piatakov. Esta es la primera vez que escucho su nombre. ¿Lo conoce alguno de mis amigos? Supongo que ese nombre no apareció en el juicio por casualidad. Quizás adquirirá importancia en el proceso de los ingenieros alemanes, próximo a iniciarse, o en el juicio de Bujarin-Rikov. Por eso es importante estar oportunamente informados.

P. P. P. D. - La prensa stalinista habla de dos Dagens Nyheter, uno en Estocolmo y otro en Copenhague. Quizá sea otra falsificación consciente, y la historia apareció en uno solo.



[1] Más acerca del vuelo de Piatakov. Del archivo de James P. Cannon. Con autorización de la Library of Social History. Carta al CNDLT.

[2] New Masses: periódico literario stalinista que apareció entre 1926 y 1948.



Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?