Obra de LT Menu Biblioteca Menu Publicaciones Menu Estudios Menu Novedades

Nada de limitaciones a los militantes del partido[1]

 

 

26 de junio de 1930

 

 

 

Usted dice que R. M. no debe “trascender los lími­tes dentro de los cuales es capaz de hacer algo”. Repite esta frase frecuentemente en su carta. Por mi parte, creo que los militantes de la organización pueden y de­ben conocer, analizar, criticar todas las cuestiones que constituyen el contenido de nuestra actividad. No hay “límites” para nadie. Ese es el abecé de la democracia partidaria. Su fórmula es fría y aristocrática. Por eso usted ha quedado en minoría en la regional parisiense [de la Liga Comunista]. Era inevitable que ésta reaccio­nara así.

Usted trató de eliminar a R. de su puesto. Usted es­tá en minoría. Eso demuestra que procedió con excesi­va ligereza, sin considerar el estado de ánimo de la organización. ¡Después de su derrota, quiere excluir a M. de la Oposición! ¿Cómo pensaba hacerlo? Mediante un pequeño golpe de estado. Yo no entiendo nada de esto.[2]



[1] Nada de limitaciones a los militantes del partido. De La crise de la section française de la Ligue Communiste Internacionaliste, segunda parte, publi­cado en 1939. Traducido del francés [al inglés] para este volumen [de la edición norteamericana] por Fred Buchman. Este es un fragmento de una carta a Pierre Naville, motivada por la hostilidad que sentía éste hacia Ray­mond Molinier (n. 1904), otro de los fundadores de la Oposición francesa. Hasta 1935, Trotsky estuvo frecuentemente en el mismo bando que Molinier respecto de las cuestiones internas de la Liga Francesa. Puso fin a la colaboración de ambos una violación de la disciplina por parte del grupo de Molinier, que publicó el periódico La Commune (véase Escritos 1935-36), aunque poco antes de su muerte Trotsky se manifestó dispuesto a buscar la forma de reconciliarse (Escritos 1939-40).

[2] Trotsky hizo un análisis más profundo del incidente de Molinier en Problemas de la dirección francesa, 28 de junio de 1931 (Escritos 1930-31). En una discusión con Naville mencionada en Trotsky vivant, Trotsky dijo que el encar­nizado fraccionalismo reinante en la Liga francesa lo dejaba anonadado: “ Sabe usted, jamás he visto peleas fraccionalistas como las de ustedes. Nosotros tuvimos muchas. No siempre reinaba la paz, no. Pero peleas encarnizadas como las de ustedes, no, jamás vi cosa igual. Es increíble. ¿Cómo es posible? Hay que ponerles fin.”



Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?