Obra de LT Menu Biblioteca Menu Publicaciones Menu Estudios Menu Novedades

Por una valiente reorientación[1]

 

 

16 de junio de 1939

 

 

 

Estimado amigo:

 

Acabo de recibir la carta de Goldmann. En lo que respecta al centro marxista, es una cuestión puramen­te táctica y creo que en este problema podemos darle al SI libertad total para maniobrar.[2] No veo que se pueda hacer ninguna objeción de principios por la repetición del experimento de contacto directo con los centristas ocupados en la creación de la nueva in­ternacional. Nuestros representantes nada pueden perder y sí ganar algo si se mantienen firmes en la esencia y flexibles en la forma.

La situación prebélica, la agravación del naciona­lismo, etcétera, son obstáculos naturales en nuestro desarrollo y profunda causa de depresión en nuestras filas. Pero ahora hay que subrayar que cuanto más pequeñoburguesa sea la composición del partido, más dependiente será éste de los cambios que se produzcan en la opinión pública oficial. Es un argumento adicional para marcar la necesidad de una activa y valiente reorientación hacia las masas. (La cuestión negra adquiere nueva importancia. Es difícil que los negros sean patriotas en la próxima guerra).

Los razonamientos pesimistas que menciona en su artículo son, por supuesto, un reflejo de la presión patriótica y nacionalista de la opinión pública oficial. "Si el fascismo triunfa en Francia... si el fascismo triunfa en Inglaterra...", etcétera. Las victorias del fascismo son importantes, pero más importante aun es la agonía del capitalismo. El fascismo acelera la nue­va guerra y ésta acelerará tremendamente el movi­miento revolucionario. En caso de guerra, cada pe­queño núcleo revolucionario puede y debe convertirse a breve plazo en un factor histórico decisivo. Es vergon­zoso que los revolucionarios vean sólo un aspecto del actual proceso histórico, el oscuro, el reaccionario, e ignoren la proximidad de un desenlace general en el cual la Cuarta Internacional tendrá que jugar el mismo papel que jugaron los bolcheviques en 1917.

 

Fraternalmente,

 

Trotsky



[1] Por una valiente reorientación. De los archivos personales de James P. Cannon. Esta carta se publica parcialmente en En defensa del marxismo de León Trotsky.

[2] En su congreso de fines de mayo de 1939, el PSOP votó aprobar la moción de Pivert de adherir al Centro Marxista Internacional, que era el Buró de Londres reorganizado por el norteamericano Jay Lovestone, el español Julián Gorkin y el francés Michel Collinet. La moción incluía la condición de que se invitara a la Cuarta Internacional a la conferencia que se iba a hacer en setiembre. Trotsky habla de "una repetición del experimento de contacto directo con los centristas", porque en 1933 la Oposición de Izquierda Internacional (la antecesora de la Cuarta Internacional) las había propuesto a los partidos que posteriormente tomaron el nombre de Buró de Londres trabajar conjuntamente para formar una nueva internacional.



Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?