Obra de LT Menu Biblioteca Menu Publicaciones Menu Estudios Menu Novedades

Al Comité Ejecutivo de la Oposición belga[1]

 

 

12 de octubre de 1930

 

 

 

Envío copia al Secretariado Internacional en París y al grupo de Oposición de Charleroi

 

Estimados camaradas:

Es difícil suponer que después de un año de lucha ideológica pueda agregar en esta carta algo importante a todo lo que ya dijeron ambas partes en la prensa. Me restringiré a un solo problema, el de las perspectivas que se plantean en Bélgica para la existencia de uno o de dos partidos.

La lucha por la Internacional Comunista es la lucha por la vanguardia del proletariado mundial, por la herencia de la Revolución de Octubre y por la preservación del bolchevismo. No estamos dispuestos a creer que la herencia revolucionaria del pasado este en la actualidad representada por los "ideales" de Urbahns o de algunos de los camaradas de Bruselas. La herencia revolucionaria es magnífica. Tenemos que aprender a tomar conciencia de ello.

Nuestra línea general no excluye la posibilidad de que en tal o cual país, de acuerdo a la relación de fuerzas, asumamos el rol de un partido político independiente. Sin embargo, esa situación específica de un país aislado no cambiaría en lo más mínimo nuestra orientación fundamental de regeneración de la Comintern. El partido independiente de los bolcheviques leninistas de ese país tendría que actuar como sección de la Comintern y considerar fracción al partido oficial más débil, aplicando la táctica del frente único para demostrarles a los trabajadores quiénes son los responsables de la ruptura.

Como ven, esta posición no tiene nada en común con la que ustedes defienden. Pero como perspectiva para Bélgica, la posibilidad que yo planteaba como hipótesis se demostró irrealizable. Hace dos años la Oposición belga era una fuerza a la que había que tomar en serio. Pero la actual dirección de Bruselas manifestó en este lapso su falta de firmeza en los principios, oscilaciones imperdonables frente a cada problema y una tendencia a apoyar a cualquier grupo que se haya opuesto a la Oposición Internacional en las cuestiones importantes. Abiertamente o en secreto, ustedes apoyaron a Urbahns, a Paz, a Monatte[2] y a otros contra la Oposición de Izquierda, aunque lo único que tienen en común entre sí estos grupos es su odio a los bolcheviques leninistas. Las consecuencias de tal política son evidentes. Mientras en los demás países la Oposición hizo progresos serios en todo sentido, o por lo menos se consolidó ideológicamente en Bélgica su debilitamiento fue constante. Entenderán que la Oposición Internacional no encuentra razones para responsabilizar de esta situación trágica a nadie que no sea el Comité Ejecutivo de Bruselas.

En las actas de la conferencia internacional de abril leí la siguiente declaración del camarada Hennaut:

"Creo que si los camaradas de Charleroi persisten en su posición irreductible, nos será imposible seguir colaborando con ellos. La lucha en común exige una base de confianza mínima." Hoy la Oposición Internacional dirige las mismas palabras al Comité Ejecutivo de Bruselas.

El Secretariado Internacional no es un buzón. Es un organismo que unifica a escala internacional a una fracción que tiene ideas comunes. Como bien lo saben, el año pasado insistí en que los camaradas de Charleroi continuaran colaborando con ustedes. Esperaba que la experiencia de trabajo en común los reconciliara con los camaradas franceses. Pero esta esperanza no se concretó. Lo único que queda por hacer es decir las cosas como son, sobre todo que no pertenecemos a la misma fracción, y sacar las conclusiones pertinentes.

En consecuencia, suscribo las conclusiones que me presentaron los camaradas de Charleroi, los directores de La Verité y el camarada Obin en su crítica a la declaración de ustedes[3].

Con saludos comunistas,

 

L.Trotsky



[1] Al Comité Ejecutivo de la Oposición belga. Boletín Internacional, Oposición de Izquierda Comunista, Nº 2, 1º de marzo de 1931. Las diferencias políticas y teóricas dentro de la Oposición belga se tornaron serias en 1929, cuando el Comité Ejecutivo, encabezado por Edouard van Overstraeten, situado en Bruselas, insistió en que la Unión Soviética debía entregar el Ferrocarril Oriental de China a Chiang Kai-shek, posición a la que Trotsky se oponía enérgicamente (véase Escritos 1929) junto con la Federación de Charleroi de la organización belga. Las diferencias se profundizaron durante el año siguiente, y se extendieron a la política sindical, la actitud hacia la Unión Soviética y la cuestión de "fracción o partido" en Bélgica. En otoño de 1930 las diferencias entre los dos grupos belgas se discutían en el periódico público de la Oposición, Le Communiste. Las posiciones de las dos fracciones se publicaron en el Boletín Internacional, Oposición de Izquierda Comunista, Nº 1, 1º de febrero de 1931. La ruptura formal tuvo lugar en una reunión del Comité Central en diciembre de 1930, cuando la fracción del Comité Ejecutivo se negó al pedido de la fracción de Charleroi de realizar un congreso especial para discutir las diferencias. La fracción del Comité se retiró de la organización belga, tomando otro nombre antes de desintegrarse pocos años más tarde.

[2] Maurice Paz (n. 1896): abogado francés, oposicionista desde el principio, ligado a la revista Contre le Courant, Visitó a Trotsky en Turquía en 1929 y rompió con la Oposición ese mismo año, por lo que él consideraba que eran sus perspectivas irreales. Ingresó en el Partido Socialista francés y fue miembro de la tendencia de Paul Fauré en la dirección. Pierre Monatte (1881-1960): sindicalista que estuvo un tiempo en el PC Francés durante la década del veinte y lo abandonó para fundar La Révolution Prolétarienne en 1925 y la Liga Sindicalista en 1926. La polémica de Trotsky con él aparece en Leon Trotsky on the Trade Unions [Sobre los sindicatos, Pluma, Buenos Aires, 1975.]

[3] La Verité (La Verdad): periódico de la Liga Comunista de Francia. J. Obin: delegado del grupo de la Oposición judía a la reunión de abril de 1930, en la que se constituyó la Oposición de Izquierda Internacional.



Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?