Obra de LT Menu Biblioteca Menu Publicaciones Menu Estudios Menu Novedades

La muerte de Juan Carlos Coral, candidato presidencial del PST en los 70

El 23 de agosto de 2018 falleció el exdirigente socialista Juan Carlos Coral. Admirador de Alfredo Palacios, Coral enfrentó a Perón como candidato a presidente en 1973 por el Partido Socialista de los Trabajadores, bajo el lema “Trabajador, vote trabajador”.

Por Facundo Aguirre

La Izquierda Diario 28/2/2018

Nacido en Quequén un 24 de noviembre de 1933, Coral se inició en la política en las filas del Partido Socialista en 1955 luego del golpe de la autodenominada “Revolución Libertadora” contra Juan Domingo Perón. En aquellos tiempos uno de los máximos dirigentes de los socialistas criollos, Américo Ghioldi, proclamaba que “se acabó la leche de la clemencia” frente a los fusilamientos del general Juan José Valle en el penal de Las Heras y de un grupo de militantes peronistas en los basurales de José León Suarez en 1956. Coral sostendrá que “el gran error del partido fue apoyar el golpe contra Perón y juntarse en la Unión Democrática, y los jóvenes no estábamos de acuerdo con eso”.

En 1958 el Partido Socialista se rompe en dos fracciones. Una va a dar origen al Partido Socialista Democrático, encabezada por Ghioldi. La otra el Partido Socialista Argentino, encabezado por Alfredo Palacios y Alicia Moreau de Justo. Por este partido, Coral ocupará una banca de diputado nacional en las elecciones de 1963, donde el radical Arturo Illia se impondrá como presidente en una elección con el peronismo proscripto y un altísimo nivel de abstención y voto en blanco. Coral expresará su admiración hacia el dirigente socialista en su libro Palacios y el socialismo criollo, allí sostendrá que “si algunos quisieran sepultar a Palacios por sus errores, nosotros queremos reivindicarlo por sus aciertos y colocar nuestras plantas sobre la última huella del Maestro”.
 
En 1969 el Cordobazo abrirá una etapa de ascenso obrero y popular y de radicalización política de la juventud y los trabajadores, que va a herir de muerte a la dictadura de Juan Carlos Ongania y amenazar seriamente al capitalismo argentino. Como consecuencia, la izquierda pequeñoburguesa como Montoneros y el PRT-ERP, considerarán que se había abierto la etapa de la guerra revolucionaria y asumirán la estrategia guerrillera que aislaba a la vanguardia del movimiento de masas y llamaba a llevar adelante una lucha de aparatos. A contrapelo de estas corrientes, el trotskista Partido Revolucionario de los Trabajadores (La Verdad) dirigido por Nahuel Moreno, va a definir que se vive un proceso de masas y por lo tanto el eje será puesto en desarrollar la movilización y organización independiente de los trabajadores.

En 1972 la dictadura de la autodenominada Revolución Argentina encabezada por Alejandro Agustín Lanusse buscaba poner fin al ascenso mediante una salida política electoral, acordando con Perón el fin de la proscripción en lo que fue llamado como Gran Acuerdo Nacional (GAN). De esta manera se ponía en marcha un operativo de desvío de la lucha de clases. Mientras los grupos ultraizquierdistas y guerrilleros levantaban como política la consigna de “ni golpe, ni elección, revolución” negándose a disputar a las masas al peronismo y los Montoneros se sumaban de lleno a la campaña electoral de Hector Cámpora, el PRT-LV definió participar de la batalla electoral para denunciar la política contra el ascenso obrero y popular de la dictadura y Perón. En función de esa orientación los trotskistas de la corriente de Nahuel Moreno confluirán con la fracción de Coral y Enrique Broquen del PSA, que en base a un programa de independencia política de los trabajadores y de lucha por la revolución socialista va a dar origen al Partido Socialista de los Trabajadores (PST).

El PST llevará adelante una campaña cuyo lema central será “No vote patrones, militares, ni dirigentes vendidos, vote por sus compañeros trabajadores” y Juan Carlos Coral encabezará la fórmula presidencial junto a Nora Ciaponni. Con esta campaña en las elecciones de marzo de 1973 donde se impone Hector Cámpora, el PST obtendrá 73.796 votos, el 0,62 por ciento del padrón. Luego de la renuncia de Cámpora como consecuencia de un golpe de palacio de la ultraderecha peronista luego de la masacre de Ezeiza, el PST planteará a los referentes del sindicalismo de izquierda Agustín Tosco (vinculado al Partido Comunista) y Armando Jaime (vinculado al PRT-ERP) que encabecen la fórmula presidencial. Esta propuesta será rechazada por ambos dirigentes que no estaban dispuestos a enfrentar ante las masas al peronismo a pesar de la evidente derechización que significaba la formula Perón-Perón. En las elecciones del 23 de septiembre el PST presentó la formula Coral-José Francisco Paez, este último dirigente del Sitrac-Sitram, obteniendo 181 mil votos, el 1,54 por ciento, siendo la única fórmula de izquierda que enfrentó a Perón.

La campaña electoral le permitió al PST extenderse a las barriadas obreras y populares y lograr una activa participación en las luchas contra el Pacto Social siendo fundamental su papel dirigente en la toma de la metalúrgica Del Carlo y en la organización de la oposición antiburocrática de los metalúrgicos de Vicente López. Esta actividad le valió los ataques abiertos de la burocracia sindical, como el asesinato del Indio Fernández en mayo de 1974 o la masacre de Pacheco perpetrada por un grupo de sicarios de la Triple A en el mismo mes. La primera respuesta del PST fue convocar a un masivo acto de repudio en las puertas de su local central en la calle 24 de noviembre desde donde Coral y Nahuel Moreno convocaron a la formación de brigadas antifascistas. Sin embargo esta política fue abandonada, profundizando la participación en el llamado Grupo de los 8 constituido por la UCR, el PC, el PI, el PRC, el PDP, el PSP, UDELPA y UDELPA Liberación Nacional que se había formado para oponerse al golpe policial en Córdoba conocido como el Navarrazo. Los partidos que participaban del mismo, entre ellos el PST, firmaron una solicitada publicada el 22 de marzo de 1974, que repudiaba el golpe policial manifestando “no ahorrar actitudes y esfuerzos para mantener y consolidar el proceso de institucionalización del país, en el régimen de la democracia y en la práctica de la convivencia y el diálogo constructivo (…)”. A raíz de ésta, el PST a través de Coral concurrió a una serie de entrevistas con Perón, junto al Grupo de los 8, para pedirle a quien era el responsable del golpe y creador de la Triple A que le pusiera un freno al terrorismo de ultraderecha. (1)

Luego del golpe genocida de marzo de 1976 Coral se exiliará en Venezuela y abandonará la actividad política. En los 70 expresó las contradicciones del PST, sus oscilaciones entre la lucha por la independencia de clase y las concesiones a la política de frente democrático, y a pesar de que fue un referente central de la principal corriente del trotskismo argentino en esos años, su posterior evolución lo mostró como un socialista que criticaba los errores gorilas del partido de Palacios sin romper cabalmente con el reformismo.

Nota:

1. Ver: El PST en la mira de las Tres A. Un debate con la política del “Frente democrático”/
El PST en la mira de las Tres A/
Izquierda Socialista y la reivindicación del “frente democrático”.



Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?