Obra de LT Menu Biblioteca Menu Publicaciones Menu Estudios Menu Novedades

Declaración a la prensa[1]

 

 

30 de diciembre de 1934

 

 

 

Señor:

 

Le solicito no se rehuse a publicar las siguientes líneas.

En el proceso referido al asesinato de Kirov se men­ciona mi nombre. Esta circunstancia dio pretexto a ciertos órganos de prensa para hablar de mi participa­ción en el acto terrorista de Smolny. Uno de los periódi­cos, que no veo necesidad de nombrar ni caracterizar, afirma que se ha "probado" mi participación en el asunto.

La verdad es que si se evalúa cada palabra de la acusación lo único que se saca en limpio es que un cier­to cónsul" le propuso a Nikolaev transmitirle una car­ta a Trotsky. Nikolaev dio un testimonio de tan excep­cional importancia recién veinte días después de su arresto. La acusación no menciona cómo reaccionó Nikolaev ante la propuesta del desconocido cónsul ni si la carta fue escrita y transmitida. Hay que pensar que si en el material preliminar de la investigación hubiera aparecido algo que valiera la pena, si no a los efectos jurídicos por lo menos para la propaganda, la acusa­ción no lo hubiera callado.

En lo que a mi se refiere, sólo puedo agregar:

1. Respecto a mis relaciones, los únicos cónsules que conozco son los que me negaron visas.

2. Sí el misterioso cónsul de Leningrado sabe mi dirección, se olvidó totalmente de darme la suya.

Después de lo dicho casi ni hace falta señalar que durante casi cuarenta años de actividad revolucionaria marxista me opuse siempre, desde el punto de vista de los intereses del movimiento obrero, al recurso del terrorismo individual, tanto contra el zarismo como contra el estado obrero. Docenas de artículos míos publicados en diferentes idiomas están dedicados a la crítica implacable del terrorismo individual. No veo razones para cambiar de opinión hoy en día.

Dentro de los limites de esta breve carta, para la que solicito vuestra atención, no puedo detenerme a analizar las condiciones políticas que llevaron a la apa­rición del grupo terrorista de Nikolaev o a aclarar los objetivos del intento de mezclar mi nombre en este acto loco y criminal. Estoy preparando un folleto espe­cial dedicado a estos problemas que aparecerá próxi­mamente.

 

L. Trotsky



[1] Declaración a la prensa. La Voix Communiste (La Voz Comunista), 6 de enero de 1935. Era el periódico de los bolcheviques leninistas belgas. Traducido [al inglés] para este volumen [de la edición norteamericana] por Fred Buchman. Trotsky hace notar que mientras las mentiras de Stalin se reproducían sin ninguna crítica en toda la prensa francesa, ningún periódico burgués de Francia publicó esta breve declaración. El "folleto especial" al que alude en la última frase contenía los artículos del 28 y el 30 de diciembre de 1934 publicados en este volumen.



Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?