Obra de LT Menu Biblioteca Menu Publicaciones Menu Estudios Menu Novedades

Carta abierta al grupo Prometeo[1]

 

 

22 de abril de 193O

 

 

 

Estimados camaradas:

 

Hace poco ustedes me dirigieron una carta abierta a la que respondí[2]. Ahora considero que ha llegado el momento de dirigir una carta abierta a vuestro grupo.

La Oposición de Izquierda Internacional celebró re­cientemente una conferencia preliminar en París. Esta conferencia representa un importante avance y fue po­sible gracias a un prolongado trabajo preparatorio de tipo ideológico. A vuestro grupo, que presenció el desarrollo de todo este trabajo, le resultó imposible partici­par en dicha conferencia. Este hecho tan importante (vuestra ausencia) me impulsa a hacerles las siguientes preguntas:

1. ¿Consideran ustedes que el socialismo puede tener un carácter nacional? Esta es, por ejemplo, la po­sición de Urbahns, quien, a la vez que repite ritualmente las fórmulas del internacionalismo ha creado una secta exclusivamente alemana, sin vínculos internacio­nales y, por consiguiente, sin perspectivas revolucio­narias. Por lo tanto: ¿se consideran ustedes una ten­dencia nacional o parte de una corriente internacional?

2. Si responden afirmando que les basta con existir como organización nacional aislada, no cabría formular más preguntas. Pero no dudamos que uste­des se consideran internacionalistas. En ese caso, sur­ge una segunda pregunta: ¿a qué tendencia internacio­nal en particular pertenecen ustedes? Hoy hay tres ten­dencias fundamentales en el comunismo internacional: el centrismo, la derecha y la izquierda (leninista). Exis­te además toda clase de grupúsculos que oscilan a los tumbos entre el marxismo y el anarquismo. Hasta ahora creíamos que ustedes se encontraban más próximos a la Oposición de Izquierda. Atribuimos vuestra actitud de espera al deseo de familiarizarse con el desarrollo de la Oposición de Izquierda. Pero aquella no puede ser permanente. La vida no espera, ni en Italia ni en el res­to del mundo. Para ingresar a la Izquierda Internacional no se requiere un falso "monolitismo", al estilo de la burocracia stalinista. Lo que se necesita es una auténti­ca solidaridad con las posiciones fundamentales de estrategia revolucionaria internacional que hayan sali­do airosas de la prueba de los últimos años. Los desa­cuerdos tácticos parciales son absolutamente inevita­bles y no pueden constituir un obstáculo para el trabajo estrechamente compartido en el marco de una organización internacional. ¿Cuáles son vuestras diferencias con la Oposición de Izquierda? ¿Tienen un carácter principista o son episódicas? Es indispensable que res­pondan esta pregunta de manera clara y precisa.

3. La no participación de ustedes en la conferencia preliminar internacional puede interpretarse políticamente en el sentido de que existen diferencias princi­pistas que los separan de la Oposición de Izquierda. De ser así, surge una tercera pregunta: ¿por qué no organi­zar una fracción internacional de vuestra propia co­rriente? Porque no pensaran ustedes que los principios revolucionarios que son válidos para el mundo entero no lo son para Italia, o viceversa. La actitud pasiva y conciliadora hacia la Oposición de Izquierda, combina­da con la renuncia a unirse a ella y la negativa a inter­venir en la vida de la vanguardia comunista de otros países es característica del socialismo nacionalista o del comunismo nacionalista, que no tiene nada que ver con el comunismo marxista.

Su respuesta a estas preguntas tienen una gran importancia desde el punto de vista internacional sobre todo, desde el punto de vista italiano, en la medida en que se puedan contraponer ambos. Es difícil seguir de cerca el desarrollo del Partido Comunista Italiano debido a su carácter ilegal. Sin embargo, no cabe duda de que en el marco del comunismo italiano existen, jun­to con su grupo y el de la derecha (Tasca)[3], numero­sos elementos revolucionarios que todavía no se han definido. En estas circunstancias ustedes son uno de los factores de indefinición. Sin embargo, es precisamente la existencia ilegal del partido lo que obliga a los grupos más importantes a definirse con toda claridad respecto de los principios.

Su respuesta facilitará y acelerará la cristalización ideológica de la vanguardia proletaria en Italia. Demás está decir que la Oposición rusa recibiría con mucho agrado la noticia de su decisión de unirse a la Izquierda internacional.

 

Con saludos comunistas,

 

L. Trotsky



[1] Carta abierta al grupo Prometeo, The Militant, 14 de junio de 1930.

[2] Trotsky respondió a la carta abierta del grupo Prometeo el 25 de Septiembre de 1929. Véase volumen 2 de este tomo.

[3] Angelo Tasca (1892-1960): junto con Gramsci y Togliatti, era miembro del grupo turinés del PS italiano cuando éste votó la afiliación a la Comintern en 1919. La afiliación fue más formal que real. La organización sufrió una ruptura en 1921, y el ala izquierda formó el PC. En el PC, Tasca fue el dirigente intransigente del ala derecha, así como Bordiga lo fue del ala izquierda.



Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?