Obra de LT Menu Biblioteca Menu Publicaciones Menu Estudios Menu Novedades

Carta a la FSI[1]

 

 

22 de octubre de 1936

 

 

 

Al comité administrativo permanente de la FSI

 

Muy señores míos:

 

En mi carácter de abogado y representante legal de los intereses de León Trotsky en Noruega, me dirijo a ustedes para ponerles en conocimiento de lo siguiente:

Como sabrán por la lectura de los periódicos, acabo de entablar juicio, en nombre de mi cliente, contra el periódico comunista noruego Arbeideren y contra el periódico fascista noruego Vrit Volk, quienes acusan a mi cliente de "terrorista individual", "asesino cobar­de", "autor del atentado [de asesinato]", etcétera, cargos que se originan en el juicio de Moscú contra Zinoviev, Kamenev y demás. Si bien los resultados de dicho proceso bastarán para absolver a mi cliente y a su hijo de las acusaciones más infames, de ninguna manera bastarán para echar suficiente luz sobre el juicio de Moscú y sus entretelones.

Considerando que ustedes trataron de intervenir en el juicio de Moscú en defensa de los acusados por medio de un telegrama, y a la luz de la suerte que corrió Mijail Tomski -destacado dirigente sindical impulsado al suicidio por las acusaciones pronunciadas en su con­tra-, propongo en nombre de mi cliente que se cons­tituya una comisión internacional de investigación integrada por sindicalistas, políticos y juristas de renom­bre. Si para integrarla ustedes pudieran nombrar a un jurista de renombre, merecedor de vuestra plena confianza, mi cliente se declararía sumamente satisfecho. León Trotsky está dispuesto a someterse a una indaga­toria exhaustiva y a estudiar los materiales del juicio de Moscú con dicho jurista. Mi cliente opina que el hecho de haber residido en el exterior durante los últi­mos siete años y medio facilitará enormemente el tra­bajo de dicha comisión investigadora, aunque la direc­ción de la Tercera Internacional y el gobierno soviético se negaran a colaborar con la misma. En nuestra opi­nión, su negativa a participar en la investigación no sería razón suficiente para abstenerse de realizar este trabajo. El juicio de Moscú acusó y sentenció a León Trotsky y a su hijo León Sedov "in absentia", sin concederles la oportunidad de defenderse. Ahora el gobierno soviético se niega a avalar sus acusaciones ante un foro internacional. Pero el acusado principal en los juicios de Moscú contra los terroristas, mi cliente León Trotsky, debe gozar de plenos derechos para demostrar la falsía de las acusaciones ante una comi­sión internacional de investigación, por más que la mala fe de las autoridades soviéticas les impida asistir a la misma.

En vista de la urgencia del problema; en vista de los preparativos ya anunciados para un nuevo "juicio a terroristas" en la URSS (que incluye, entre otros, a Radek, quien hasta ayer era considerado una autoridad por la prensa soviética y por toda la Comintern); en vista de la posibilidad de que el gobierno soviético tome nuevas medidas contra León Trotsky en Noruega; en vista, sobre todo, de los perjuicios que esto ocasiona al prestigio del movimiento obrero en su conjunto, les pido sometan esta carta a consideración a la brevedad posible y me hagan conocer la decisión.

Por otra parte, debo señalar que, en vista de las medidas tomadas, desgraciadamente mi cliente no puede dirigirse a ustedes personalmente, cosa que haría con mucho gusto bajo otras circunstancias.

 

Les saluda muy atentamente,

 

Michael Puntervold

 

P.D. Envío copias de esta carta al Secretariado de la Segunda Internacional, Bruselas; al Secretariado del Buró Internacional de Partidos Socialistas Revoluciona­rios, Londres; al Secretariado Internacional pro Cuarta Internacional, Ginebra. Por razones fáciles de compren­der, no me dirijo a la dirección de la Comintern. No obstante, si la dirección de ésta, presionada por la opi­nión pública, resuelve participar en el trabajo de la comisión, esto será de inmenso beneficio para los inte­reses de mi cliente y de nuestro pleito.



[1] Carta a la FSI. SIP, Nº 13, 4 de noviembre de 1936. Firmado "Michael Puntervold". Traducido del francés [al inglés] para esta obra por Naomi Allen. Cuando la Oficina Central de Pasaportes hubo interceptado su primera carta a la FSI, Trotsky envió la segunda firmada por su abogado. Se reclama autor de la misma en "En Noruega ’socialista’" (véa­se Escritos 36-37 [Tomo VII de la edición de Pluma]).



Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?